¡Hola!
 

Hoy es el día de desmentir el terrible mito de que las personas que no consumen productos de origen animal no obtienen suficientes proteínas.

Las proteínas juegan un papel importante en el crecimiento y mantenimiento de nuestro organismo, pero no es necesario consumir una gran cantidad para estar saludable. El consumo diario de proteínas varía según cada persona, lo importante es escoger bien los alimentos de dónde obtenerlas y cómo prepararlos para aprovecharlos al máximo.

Según un informe de la Organización Mundial de Salud, la población común consume muchas más proteínas de lo recomendado, lo que puede llevar a problemas de salud, como obesidad, diabetes, algunos tipos de cáncer y problemas cardíacos.

No es raro escuchar que los alimentos de origen vegetal no tienen proteínas de calidad, pero  esto no es cierto. Las proteínas son moléculas formadas por aminoácidos. Existen diversos tipos de ellos y se pueden combinar para crear proteínas diferentes. Con una alimentación basada en plantas que aporte suficiente cantidad de proteínas de distintas fuentes, nuestro organismo obtendrá todos los aminoácidos esenciales que necesita.

De hecho, varios alimentos vegetales tienen proporciones de aminoácidos esenciales similares a la proteína animal, como la soja, frijoles, porotos, garbanzos, quinoa, el maní y las castañas de cajú.

Como puedes ver en la imagen, algunos vegetales pueden ser más ricos en proteínas que los productos de origen animal.

Aquí te dejamos tres recetas ricas en proteínas y ¡100% vegetales!

¿Te gustó saber que los vegetales pueden ser ricos en proteínas y te gustaría compartir esta noticia con tus amigos? Haz click aquí y etiqueta a tus amigos en una de nuestras publicaciónes de Facebook para retarlos a participar en el Desafío.

¡Un abrazo y hasta mañana!