¡Hola!
 

Hoy vamos a hablar no sólo de nuestra salud, sino también de la salud de nuestros océanos, un tema urgente para nuestro planeta.

La sobrepesca está amenazando la seguridad alimentaria de cientos de millones de personas y destruyendo los ecosistemas oceánicos en todo el mundo. Ya hemos eliminado al menos dos tercios de los peces grandes en el océano, y una de cada tres poblaciones de peces se ha derrumbado desde 1950.

La gigantesca isla de basura en el Océano Pacífico está creciendo a gran velocidad, según una nueva investigación publicada en la revista Nature. Los plásticos constituyen el 99,9% de todos los residuos en esta parte del océano y al menos el 46% de ellos son redes de pesca.

Muchos de los nutrientes propios del pescado los podemos encontrar en alimentos de origen vegetal como garbanzos, guisantes, lentejas y soja, sin olvidarnos de la quinoa y el tofu. Como en casos anteriores lo hemos visto, podemos adoptar una dieta libre de consumo de pescado sin ningún inconveniente, sólo es imprescindible adoptar una alimentación que provea los nutrientes necesarios, como el Omega 3.

¿Cuáles son las principales fuentes de Omega 3 de origen vegetal?
La linaza y la chía tanto en semillas como en aceite pueden darte un gran aporte de Omega 3.
Puedes usar el aceite en ensaladas o las semillas, molidas en el momento o previamente remojadas, para tus batidos o con granola y frutas al desayuno, por ejemplo.

Y como siempre, aquí te comparto un par de recetas veganas ricas en Omega 3 y una para reemplazar el pescado: