• Desafío 21 Días Veg

Receta vegana de galletas de jengibre


Galletas de jengibre

¿Alguna vez probaste el jengibre? Seguro lo recuerdas por su particular sabor. Sin embargo, su mayor virtud son los grandes beneficios que aporta a nuestro día a día. Consumir jengibre es muy bueno para aliviar los dolores y las hinchazones, ya que actúa como un antiinflamatorio; fortalece nuestro sistema inmune; tiene propiedades antioxidantes y mejora el flujo sanguíneo y la digestión. Hay muchas formas de incluirlo: fresco, seco, en polvo o como aceite o jugo. Hoy elegimos hacerlo a través de unas sabrosas galletas de jengibre.

¿Cuánto tiempo requiere?

Las galletas son un tentempié ideal para cortar la tarde o comenzar el día con algo rico en la panza: siempre nos sacan de apuro cuando queremos tener un break rápido. Estas galletas no serán la excepción, en 30 minutos tendrás un snack dulce, sabroso y con todos los beneficios del jengibre en él.

Ingredientes para las galletas de jengibre

  • 350 gr de harina

  • 180 gr de margarina vegetal

  • 100 gr de azúcar mascabo

  • 30 ml de agua

  • 1 cdita. de bicarbonato

  • 1 cda. de jengibre en polvo

  • 1 cdita. de nuez moscada

  • 1 pizca de sal

  • 1 cda. de canela

Tips Veganos 🥕

Como podrás notar en los ingredientes, haremos galletas sin utilizar manteca. ¿Esto es posible? Claro que sí, porque no es necesario utilizar productos de origen animal para obtener recetas exquisitas. Si recién estás comenzando en la pastelería vegana, te dejamos aquí una guía con diferentes formas para reemplazar la manteca en tus preparaciones.

Paso a paso

  1. Precalentar. Para asegurar una cocción pareja en las preparaciones y evitar que las galletas de jengibre se peguen a la fuente, un buen consejo es tener el horno precalentado: para esta receta te recomendamos hacerlo a 180° C.

  2. Mezclar. Elige un recipiente que te sea cómodo para trabajar con tus manos (tendrás que amasar en él). Comenzarás por mezclar los ingredientes secos: la harina, el azúcar, el jengibre en polvo, la nuez moscada, el bicarbonato y la sal. Para que la masa quede más pareja puedes tamizar los ingredientes antes de colocarlos en el recipiente: utiliza un colador con los orificios pequeños para que no deje pasar grandes cantidades sin tamizar.

  3. Batir. En un bowl diferente trabajarás la margarina vegetal. Este es nuestro ingrediente graso: ayudará a potenciar el sabor de nuestras galletas de jengibre, además de darle a la masa una textura suave. Para ahorrar trabajo puedes utilizar un batidor eléctrico hasta conseguir que la margarina quede con textura de pomada. Si no lo tienes ¡no te preocupes! puedes alcanzar el mismo punto con un batidor manual.

  4. Incorporar. Llegó el momento de unir los dos tipos de ingredientes, los secos y la margarina. Vierte de a poco la preparación del paso anterior a la mezcla de harina, azúcar y especias. Asegúrate de hacer movimientos envolventes para que todo se integre sin formar grumos que arruinen las galletas de jengibre.

  5. Integrar. Cada masa tiene su secreto a la hora de trabajarla: por ejemplo, las masas que no tienen margarina, como la masa de las galletas de chocolate, son diferentes a las masas que sí la tienen. No se puede simplemente hacer un bollo y luego estirarlo con un rodillo. Pero… ¡no te preocupes! Hoy te traemos un super tip: tomar una sección de la masa que preparaste en el paso anterior con tus manos y frotarla entre los dedos hasta obtener una textura arenosa. De esta forma conseguirás una mezcla que se integrará mejor con el agua para así poder obtener la masa final de las galletas de jengibre.

  6. Amasar. Cuando tengas toda la preparación con esta nueva textura arenosa comenzarás a añadir el último ingrediente, el agua. En el mismo recipiente comienza a verter, poco a poco, el líquido para obtener el bollo final. Deberás amasar hasta conseguir una masa compacta.

  7. Aceitar. En una bandeja apta para horno coloca una lámina fina de aceite neutro, puede ser aceite de coco.

  8. Cortar. Para darle forma a las galletas de jengibres puedes hacer bolitas, colocarlas en la fuente y llevarlas al horno. También puedes aplastar con las manos esas bolitas y dejarlas así, con forma circular, o cortarlas con algún cortante de tu preferencia.

  9. Cocinar. Sea cual sea la forma que hayas elegido para tus galletas de jengibre llevalas al horno durante 15 minutos o hasta que veas que están doradas. ¡Listo! Buen provecho.

4 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo