• Desafío 21 Días Veg

Receta de mayonesa vegana de aquafaba

Actualizado: 21 oct


Mayonesa vegana de aquafaba

¡Alto ahí! Sabemos que tú también eres culpable de este crimen vegano: desechar el agua en el que cocemos los garbanzos. No lo hagas más, te servirá para hacer todo tipo de preparaciones. Su nombre es aquafaba y se caracteriza por su viscosidad. Puedes obtenerlo por medio del líquido de los garbanzos enlatados o del agua que queda luego de hervir la legumbre en nuestro hogar. Además, es un gran reemplazo del huevo: sus características químicas hacen que se espume, esponje y transforme en maravillas culinarias, muy similares a las que surgen de las claras y yemas del huevo, tus platos. Hoy te enseñaremos cómo utilizarla para hacer una mayonesa vegana.

Típicamente la mayonesa es a base de huevo pero… ¡esto no tiene porqué ser así! Existen estudios que revelan que el consumo de huevo podría no ser bueno para la salud. Por ejemplo, artículos demuestran que son fuente significativa de transmisión de Salmonella, y el riesgo no siempre disminuiría con su cocción, se ha encontrado que la Salmonella puede sobrevivir en platos cocidos (huevo duro, tortillas, entre otros). Además, la forma en la que se cría a las gallinas es totalmente cruel: en jaulas del tamaño de una hoja A4, hacinadas y sin ver la luz. Si te interesa conocer más acerca de esta problemática te invitamos a visitar nuestro blog.

¿Cuánto tiempo requiere?

Te aseguramos que nunca te encontraste con una receta más veloz que está. Podrás tener tu mayonesa vegana en muy pocos minutos y de una forma totalmente económica. Una vez que hayas obtenido tu aquafaba no te llevará más de 10 minutos tener el aderezo listo.

Ingredientes para la mayonesa vegana

  • ½ taza de aquafaba

  • 3 cditas. de jugo de limón

  • 2 cditas. de vinagre

  • 1/2 taza de aceite vegetal

Tips Veganos 🥕

¿Todavía no sabes cómo obtener tu aquafaba? No te preocupes, aquí te dejamos el paso a paso para que sepas cómo hacerlo. Primero remoja los garbanzos durante toda la noche en abundante agua. Al día siguiente enjuágalos y llévalos al fuego en una olla con el doble de agua que utilizaste la noche anterior. Cuando veas que se forma una espuma blanca en la superficie retírala. Una vez que los garbanzos estén cocidos apaga el fuego y deja que se enfríen en su propia agua. El paso siguiente será colarlos, el agua consérvala en un recipiente diferente, ¡recuerda no tirarla! Lleva el aquafaba a la heladera (el agua que apartaste cuando colaste las legumbres) y déjala descansar toda la noche. Puedes guardarla durante 3-4 días en la heladera. Así de fácil tienes tu aquafaba lista para transformarse en mayonesa vegana, merengue, bizcochuelo, mousse, ¡y muchas recetas más! Sumala a tus picadas veganas y combínala con pinches de tempeh. Incluso si tú no quieres usar tu flamante aquafaba, ¡utilízala para regar tus plantas! Ellas te lo agradecerán.

Debes estar preguntándote las cantidades necesarias para reemplazar el huevo en otras recetas. ¡No te preocupes! Aquí te dejamos proporciones estimadas para que lo sustituyas en cualquiera de tus platos, sean dulces o salados:

  • Para 1 huevo entero: utiliza 3 cucharadas de aquafaba

  • Para 1 yema: utiliza 1 cucharada de aquafaba

  • Para 1 clara: utiliza 2 cucharadas de aquafaba

Paso a paso

  1. Obtener. El primer paso es tener la aquafaba preparada. Como ya te contamos la puedes obtener del agua con la que coces tus garbanzos o del líquido que los acompaña en latas. La textura de la aquafaba debe ser viscosa. Si está muy líquida, llévala al fuego suave en una olla pequeña y deja que se reduzca hasta que se espese un poco. Una vez que vuelva a enfriarse a temperatura ambiente, continúa con el siguiente paso.

  2. Batir. Coloca la aquafaba en la licuadora. Deberás batir a gran velocidad hasta obtener un líquido espumoso.

  3. Condimentar. Una vez que hayas alcanzado la textura espumosa de tu aquafaba comienza la etapa de darle sabor. Agrega el jugo de limón y el vinagre. Nuevamente vas a batir en tu licuadora hasta incorporar los tres ingredientes.

  4. Aceitar. Cuando tengas el aquafaba con los condimentos comenzará el momento de darle cuerpo a la mayonesa vegana. Para esto vas a reducir la velocidad de la licuadora y, de forma suave pero constante, incorporar el aceite. Hazlo con atención ¡no querrás excederte!.

  5. Conservar. Una vez que todos los ingredientes se hayan mezclado ¡ya tienes tu mayonesa vegana! Así de sencillo como lees. Para conservarla puedes colocarla en algún recipiente, previamente esterilizado, y llevarla a tu heladera. Úsala para acompañar tus milanesas, hamburguesas, sandwiches o cualquier otro plato que gustes. También puedes preparar cualquier alioli, aderezo o ensalada que lleve mayonesa.

7 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo