• Desafío 21 Días Veg

Receta de pasta con pesto vegano


Fideos rigatoni con pesto y hojas de albahaca por arriba

Este aderezo tan popular es originario de Italia y se utiliza para acompañar pastas, ensaladas y hasta como untable para una picada. Su sabor se diferencia del resto porque la combinación de sus ingredientes es una amalgama justa entre el picor del ajo, la suavidad de la albahaca y el crocante de los frutos secos. Aunque la base siempre se repite, existen muchas recetas para prepararlo. Hoy elegimos enseñarte nuestra receta de pesto vegano.

¿Cuánto tiempo requiere?

Preparar pesto vegano requiere, principalmente, la utilización de una procesadora. La buena noticia es que no requiere cocción, por ende, en cuanto termines de procesar podrás servir tu aderezo junto a la pasta de preferencia. ¡Qué fácil! En menos de 15 minutos tendrás una salsa llena de sabor para comer en el momento o congelar y utilizar más tarde en otra comida.

Ingredientes para la pasta con pesto vegano

  • Albahaca fresca

  • Piñones, nueces u otro fruto seco

  • 1 o 2 dientes de ajo

  • Aceite de oliva

  • Sal a gusto

  • Porción de pasta preferida

Tips Veganos 🥕

Tradicionalmente el pesto vegano se utiliza como reemplazo de un tuco o alguna otra salsa para acompañar fideos o ravioles. Esto se debe a que su sabor potencia su gusto intrínseco. No obstante, una mala cocción no hará honor a la receta que te enseñaremos en pocos minutos. Por esto, te dejamos algunos consejos para alcanzar una cocción de pastas perfectas. En primer lugar, el agua donde vayas a cocinar tus ravioles, fideos o ñoquis debe estar en su punto de ebullición. Colocar la pasta antes de que el agua alcance esta temperatura puede provocar que las masas se apelmacen, ¡seguramente te haya pasado! Como segundo consejo, retira la pasta en el preciso momento en que comienza a subir a la superficie. Si te retrasas en este momento la pasta se pasará y comenzará a desarmarse.

Con estos tips te aseguras tener un plato en el punto justo para degustar junto a tu pesto vegano.

Paso a paso

  1. Remojar. Este paso es opcional, pero si decides hacerlo estarás cocinando a favor de tu salud. Unas horas antes de preparar tu pesto, pon los frutos secos que elijas en remojo. Esto ayudará a la biodisponibilidad de muchos de sus nutrientes y mejorará su absorción.

  2. Lavar. Lava gentilmente las hojas de albahaca con agua y déjalas secar. Si remojaste tus frutos secos, llegó la hora de colarlos (¡usa el agua del remojo para regar tus plantas!) y enjuagarlos por última vez.

  3. Pelar. Mientras las hojas de albahaca estén secando aprovecha para pelar los dientes de ajo. Resérvalos un momento. Un truco para hacer esto sin que te quede olor en las manos, es apoyar el costado de una cuchilla sobre el diente y hacer fuerza. De esta forma la cáscara se parte y puedes retirarla sin hacer esfuerzo alguno.

  4. Tostar. Coloca sobre la hornalla, a fuego medio, una sartén antiadherente para precalentar. Una vez que haya tomado temperatura arrojarás los piñones o el fruto seco que hayas elegido, por ejemplo nueces o almendras. Cocínalos hasta que cambien su color y se pongan más crocantes. Es importante que no coloques aceite en la sartén, ya que luego lo agregarás al final de la preparación. Entonces, si no tienes un recipiente con antiadherente es importante que controles que no se peguen los frutos a la sartén.

  5. Procesar. Cuando tengas las hojas lavadas, el ajo pelado y los frutos secos tostados llega el momento de la magia, ¡crear el pesto vegano! Toma tu procesadora o licuadora, coloca dentro los ingredientes que acabamos de nombrar y, además, el aceite. Procesa todo para que comience a integrarse. Si no tienes procesadora ¡no hay problema! Puedes picar todos tus ingredientes y preparar el pesto sin complicaciones. El secreto es que cortes tanto la albahaca como el ajo bien chiquito. También deberás picar el fruto seco que hayas elegido o molerlo con ayuda de un mortero.

  6. Salar. Luego de procesar la preparación, sumarás la sal y volverás a procesar todo hasta lograr una pasta homogénea.

  7. Servir. El pesto es un aderezo que no requiere cocción, por ende, una vez que hayas alcanzado la textura deseada en la procesadora puedes servirlo. Coloca en una fuente la pasta escogida y cúbrela con el pesto vegano que acabas de preparar. ¡Buen provecho! Tu plato ya está terminado.

37 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo