• Desafío 21 Días Veg

Receta vegana de pudín de chía

Actualizado: 22 oct


Pudín de chía con frutas y frutos secos, a un costado recipiente con mix de semillas

¿Por todos lados te aparecen imágenes de pudín de chía? ¿No sabes qué es? ¿Te intrigan todos los ingredientes que lleva? ¿Quierés aprender a prepararlo? Aquí despejamos todas tus inquietudes.

El pudín de chía es un postre dulce y con textura y sabor similar a los típicos yogures que consumimos en nuestra infancia, pero en este caso libre de explotación animal. Los ingredientes pueden variar según tus gustos y preferencias, pero su base (la chía) es una fuente de omega 3 excelente para tu alimentación.

El omega 3 es un ácido graso que sirve, principalmente, para fortalecer las neuronas, pero nuestro cuerpo no lo produce por sí solo. Entonces, al igual que la vitamina B12, necesitamos incorporarlo a nuestro organismo a través de la alimentación. Como cualquier otra semilla debemos remojarlas para potenciar sus beneficios, pero esta receta tiene un secreto: remojar las semillas es parte del paso a paso para el plato final.

¿Cuánto tiempo requiere?

No te llevará más de 10 minutos preparar tu pudín de chía. Recomendamos prepararlo la noche anterior y dejarlo en el refrigerador para que las semillas se activen y toda la preparación adquiera la textura esperada. Activar las semillas es importante para poder combatir los antinutrientes, potenciar sus beneficios y lograr la textura deseada.

Ingredientes para el pudín de chía

  • 1 vaso de base líquida: leche vegetal de tu preferencia o agua

  • 3 cdas. de semillas de chía

  • Frutas frescas: banana, fresas, mango ¡la que sea de tu preferencia! o 1 cda. de granola

  • 1 cda. de nueces

  • 1 cda. de almendras

  • 1 cda. de mantequilla de maní o mermelada

  • 1 cda. de cacao o 1 barra de chocolate amargo

Tips Veganos 🥕

Con solo dos ingredientes puedes hacer la base de miles de combinaciones de pudín de chía. Lo único que siempre debes respetar es la base líquida (sea bebida vegetal o agua) y las semillas de chía. La avena o el coco son dos alimentos extras que puedes sumar a tu pudín de chía, ya que pueden acompañar a los frutos secos y agregar más sabor a tu preparación. Aunque se suele decir que menos es más ¡aquí todo potencia la experiencia!

Pero… ¡Atención! Lo que añadas al pudín de chía, luego de un tiempo, comenzará a humedecerse y puede que su textura no resulte agradable a tu paladar. Un consejo: no lo conserves más de un día en tu refrigerador ¡prepáralo la noche anterior y disfrutalo a la mañana siguiente! De todas formas, con lo delicioso que es, no creemos que puedas resistir la tentación a comerlo de inmediato.

Paso a paso

  1. Remojar. Deberás elegir tu base líquida. Esta puede ser simplemente agua pero para darle un sabor especial utiliza tu leche vegetal preferida, ¡incluso si es leche chocolatada! Prepara al menos una taza de tu base elegida en un recipiente hermético, puede ser un frasco o botella de vidrio.

  2. Mezclar. El segundo ingrediente clave es el más esperado ¡las semillas! Para preparar tu pudín de chía deberás remojarlas en una taza de tu base líquida. Mezcla suavemente para asegurarte que todas las semillas estén bien cubiertas y deja remojar durante la noche.

  3. Sazonar. Una vez que tus semillas se hayan expandido y logren una textura viscosa ¡tu pudding está listo! El paso final será, simplemente, acompañarlo con los ingredientes que prefieras ¡deja suelta tu creatividad y haz las combinaciones que más te gusten! Estas son algunas opciones:

  4. Frutas. Corta en trozos tu fruta fresca (banana, fresa, mango o la de tu preferencia). Luego agrega las cucharadas de tus frutos secos preferidos.

  5. Frutos secos. En este momento puedes repetir el fruto de la bebida vegetal (maní, almendras o coco) para potenciar su sabor o agregar otros diferentes: nueces, castañas, avellanas o tu preferido. Otra opción es añadir un mix de frutos secos con granola.

  6. Mantequilla de maní o mermelada. Esto añadirá consistencia a tu pudín de chía y un sabor extra que realzará todos los anteriores. Una gran idea es utilizar mermelada casera.

  7. Chocolate. Para las personas más golosas el chocolate, o cacao amargo en polvo, será el toque final para enamorarse de esta preparación.

  8. Servir. Una vez que hayas añadido todos tus toppings preferidos, será hora de disfrutar de tu desayuno o merienda. Guárdalo en un recipiente hermético para poder refrigerarlo.

3 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo